Saltear al contenido principal
Tinte Vegetal: Historia Y Orígenes De La Coloración Natural

Tinte vegetal: historia y orígenes de la coloración natural

Si algo acompaña al ser humano desde tiempos inmemoriales es el culto a la belleza, el interés por mostrar la mejor versión de uno mismo. Por esta razón, no nos sorprende que el origen del tinte para el cabello remonte a la época de los egipcios: de las primeras civilizaciones en recurrir al tinte vegetal para dar color al cabello.

De hecho, los egipcios fueron una de las culturas con mayor interés por el cuidado del cabello y de la piel: en las tumbas que se han encontrado hasta día de hoy, no sorprende dar con ungüentos, aceites y otros productos cosméticos de la época.

No es de extrañar, pues, que fueran precisamente ellos quienes empezaran a utilizar la henna como pigmento natural para conseguir el color deseado sobre el cabello. Siempre oscureciendo el color de base, dado que no se conocía forma de aclarar el cabello.

En la época barroca también fue habitual utilizar tintes para el cabello, que se conseguían a partir de los extractos obtenidos tras la maceración y cocción de algunas plantas.

También se descubrió, en esa época, como al dejar secar las plantas, trocearlas y mezclarlas con ceniza de corteza de árbol, se obtenía una sustancia que tenía la capacidad de dar color al cabello.

En ese momento, para conseguir que el cabello tomara el color de las plantas, se preparaba una arcilla mezclando la base del tinte vegetal con agua caliente. Esta arcilla debía aplicarse sobre el cabello durante horas.

La henna, además de teñir el cabello, tiene valores sagrados para algunas comunidades. En la India, por ejemplo, la henna se considera una planta sagrada, lo que hace que se utilice en cantidad de rituales mágicos.

De hecho, tribus indígenas de todo el mundo celebran en el momento en que las niñas dejan atrás la pubertad para convertirse en mujeres, un rito en el que utilizan la henna como tinte vegetal, dando color rojo al cabello de las pequeñas adolescentes.

En el tiempo que va desde las costumbres de los antiguos egipcios hasta los hábitos de hoy en día, pues, han sido diversas culturas y civilizaciones las que han optado por las plantas como tinte para el cabello. De hecho, no fue hasta el siglo XX cuando nació el tinte sintético, que conocemos hoy como tinte convencional.

Es ahora, en pleno Siglo XXI, cuando desde las culturas occidentales buscamos volver a lo natural, a métodos que realcen nuestra belleza cuidando de nuestra salud. Encontramos, en las tribus indígenas que aún hoy viven bajo sus propias costumbres, inspiración para una vida más conectada a la naturaleza. Más respetuosa con el cuerpo y con el medio ambiente.

En Hammam&Henna apostamos por el tinte vegetal como un método para el cuidado del cabello y también para el cuidado del planeta. A través de nuestras plantas de cultivo ecológico y no transgénico, que importamos desde la India, defendemos un modelo de belleza que nos represente como seres humanos, que refleje lo que es bello en nosotros y en el planeta.

Si quieres vivir en tu propia piel el ritual que representa la aplicación del tinte vegetal sobre el cabello, pide cita ahora en Hammam&Henna Barcelona o Hammam&Henna Marbella. ¡Nos encantará cuidar tu cabello!

El equipo Hammam&Henna

Volver arriba