Saltear al contenido principal
Peluquería Ecológica: ¿cómo Debe Ser La Cosmética Del Siglo XXI?

Peluquería ecológica: ¿cómo debe ser la cosmética del siglo XXI?

Si algo destaca de este siglo XXI es el avance, la innovación, la tecnología… Cada vez tenemos más opciones entre las que escoger y cada vez vivimos más de prisa. En este contexto, no son pocas las personas que empiezan a replantearse su forma de vida: ¿merece la pena ir siempre corriendo?, ¿tiene sentido perder la conexión con la naturaleza en pro de la tecnología?…

La innovación es, en cualquier caso, una buena noticia. Siempre que no olvidemos quiénes somos en realidad: seres humanos, con nuestras emociones, con nuestra salud y con nuestra belleza.

Recuperar la conexión es imprescindible para una vida más feliz, bajar el ritmo es el paso necesario para disfrutar de verdad de las cosas bonitas de la vida. ¿Hacia dónde deben ir, entonces, los cuidados del cuerpo para vernos y sentirnos mejor? Hoy queremos compartiros las cuatro características esenciales de lo que estamos convencidos que debe ser la cosmética del siglo XXI:

1. Conexión con la naturaleza.

La naturaleza está en nuestra esencia y, sin embargo, vivimos cada vez más lejos de ella. En las plantas, los bosques, el oxígeno,… encontramos maravillosas herramientas para sentirnos mejor por dentro y vernos mejor por fuera.

Una cosmética alejada de la naturaleza, para nosotros, deja de tener sentido. Vernos bien es una cuestión de equilibrio, de salud, de cuidar nuestro cuerpo en todos los aspectos. ¿Qué forma existe de cuidarnos más auténtica que acudir a la naturaleza?

Es precisamente por esto que en la peluquería ecológica hemos apostado y siempre apostaremos por las plantas como recurso para cuidar el cabello y vernos y sentirnos mejor.

2. Equilibrio.

Como ya os avanzábamos, no entendemos la belleza si no es en el reflejo de un cuerpo equilibrado y sano. Por eso no entendemos los tratamientos de belleza que basan su eficacia en la agresión al cuerpo.

Apostamos, pues, por una cosmética efectiva desde el cuidado de nuestra salud, respetuosa con nuestra piel, nuestro cabello y con el conjunto de nuestro organismo. Porque cuidar nuestra belleza tiene que implicar, sin duda, cuidar nuestro cuerpo por fuera y por dentro.

Apostamos, de este modo, por el tinte vegetal, porque en cada aplicación conseguimos un cabello no solo más bonito, sino también más fuerte y saludable.

3. Respeto y amor hacia uno mismo.

Y cuidando nuestro cuerpo no hacemos otra cosa que mostrarnos respeto y amor. El cuidado de nuestra belleza debe ser todo un ritual, un momento que nos dediquemos con toda la consciencia, un momento que nos acerque a una vida más pausada y armoniosa.

Es por ello que los rituales Hammam&Henna dan prioridad a que te sientas como en casa, a que te relajes y disfrutes de un momento que es solo para ti. Porque no hay sentimiento más potente y transformador que el amor hacia uno mismo.

4. Paz.

Al amarnos y respetarnos no podemos, pues, hacer otra cosa que no sea transmitirnos paz. Merecemos momentos donde lo único que importe seamos nosotros mismos, sin ir más allá, sin correr, sin preocuparnos ni sufrir.

En la paz se encuentra la belleza, por lo que cualquier ritual de belleza debe ser indudablemente fuente de paz.

En la peluquería ecológica ponemos nuestro foco en transmitiros esa paz, en haceros disfrutar del momento presente.

¿Aún no has probado los cuidados naturales de la peluquería ecológica Hammam&Henna? Pide cita ahora en nuestros salones de Barcelona o Marbella y descubre un nuevo concepto de cuidados para el cabello.

El equipo Hammam&Henna

Volver arriba