Saltear al contenido principal
Las 5 Razones Por Las Que Reciclar Debería Ser La única Opción

Las 5 razones por las que reciclar debería ser la única opción

Hoy, 17 de mayo, se celebra el Día Internacional del Reciclaje. Un día para tomar conciencia de la importancia de vivir de una forma más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

En Hammam&Henna, lo tenemos claro: reciclar debería ser la única opción.

Compartimos contigo nuestras 5 razones por las que todos deberíamos reciclar:

1. Reciclar es una forma eficaz de luchar contra el cambio climático.

Al reciclar, reducimos considerablemente el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas, de modo que apoyamos la disminución del uso de la energía empleada para llevar a cabo estos trabajos.

Al consumir menos energía, también se genera menos CO2, causante del efecto invernadero. Reciclar, pues, es ese pequeño gesto que está al alcance de todos y que nos permite cuidar de nuestro hogar, la Tierra.

2. Por cada tonelada de papel que se recicla, se salvan 18 árboles.

El efecto de nuestros actos tiene consecuencias reales en la preservación del planeta. Se calcula que, al reciclar una tonelada de papel, son 18 árboles los que se salvan de ser talados.

La deforestación amenaza el equilibrio en nuestro planeta, cada hoja de papel cuenta y es importante. Que tú recicles también marca la diferencia.

3. Reciclando apoyamos la fabricación de nuevos productos más sostenibles.

A partir de los materiales que nosotros reciclamos se fabrican nuevos productos, dando una segunda vida a ese material y consiguiendo un producto más sostenible y respetuoso con el medio.

Al separar los residuos que generamos apoyamos esta forma más ecológica de fabricación.

4. Al reciclar, fomentamos la creación de empleo.

El reciclaje requiere de profesionales que se dediquen a la recogida de los residuos y a su selección y posterior tratamiento. Al reciclar, pues, fomentamos la creación de estos puestos de trabajo, es decir, apoyamos el aumento de la ocupación en nuestras ciudades.

5. Reciclando apoyamos la preservación del medio ambiente y de las especies que lo habitan.

Al reciclar, estamos cuidando de nuestros mares, de nuestros suelos… Con una acción tan sencilla como separar, conseguimos evitar que determinados residuos tóxicos vayan a parar al mar, o que la quema de esos residuos vierta gases efecto invernadero a la atmósfera.

Reciclando, pues, mantenemos las condiciones de los ecosistemas para que la vida se desarrolle en equilibrio en ellos.

Como ves, el reciclaje implica una pequeña acción con grandes consecuencias positivas para nuestro planeta y, en consecuencia, para nuestra propia vida y desarrollo. La contaminación es un problema real, de todos, y está en nuestra mano hacerle frente.

De hecho, dicen que no heredamos esta tierra de nuestros ancestros, sino que la tomamos prestada de nuestros hijos. Por ellos más que por nadie, ¡reciclemos!

Y tú, ¿ya reciclas?

El equipo Hammam&Henna

Volver arriba