Saltear al contenido principal
Empoderando La Bella Mujer Que Eres

Empoderando la bella mujer que eres

Ventanas de MujerMujeres, no importa nuestra edad,  hay muchas acciones identificativas entre nosotras, que por: costumbre, herencia o aprendizaje, hacemos y  reproducimos de nuestras madres, abuelas, bisabuelas, tías, suegras, etc.


Es verdad que en nuestro día a día abrimos muchas ventanas:

  • La ventana de la mujer madre.
  • La ventana de la mujer esposa.
  • La ventana de la mujer hija cuidadora de padres.
  • La ventana de la mujer cuidadora de nuestro hogar.
  • La ventana de la mujer responsable de la compra y nutrición de su familia.
  • La ventana de la mujer cuidadora del orden de la casa y de la limpieza.
  • La ventana de la mujer que trabaja fuera de casa para traer un sustento.

Éstas y muchas otras más…, tanto si tenemos ayuda como si no, por parte de: nuestros maridos, parejas, hijos, etc., o si están distribuida dichas tareas de manera proporcional, lo cierto es que las abrimos cada día y miramos a través de esas ventanas,  todo el tiempo que ocupan en nuestra vida, en nuestro día a día. Siendo conscientes y responsables de lo que hacemos, de lo que tenemos que hacer y de los que nos queda por hacer…

desánimoA veces, mirar todas las ventanas abiertas, o algunas de ellas en el campo que sea… nos pone “tristes” o “desanimadas”,  porque no llegamos a todo, porque no podemos, o porque no queremos.

ES HORA amigas, mujeres, bellas mujeres, conscientes y responsables, DE TOMAR MEDIDAS: antes de entrar en el “desánimo”, en la tristeza, en la impotencia, en la falta de tiempo para nosotras mismas. Por ello, ten en cuenta estas pequeñas pautas:

  • No pretendas hacerlo todo tú, o llegar a todo… tu sola.
  • Prioriza las tareas, de lo más urgente a lo menos urgente, según tu criterio.
  • Pide ayuda o colaboración, antes de dejarlo sin hacer, o de tirar la toalla, en un campo en el que no estés acostumbrada o te cueste mucho hacerlo, porque luego te puede afectar negativamente.Disfrutar los momentos
  • Haz lo que puedas, y cuando lo acabes…analiza los resultados y felicítate por ellos.
  • Esta es nuestra realidad, acéptala de manera entusiasta y contenta.
  • Valora tu salud y la de tu familia.
  • Se feliz con los buenos momentos que compartas, con tus hijos, con tu marido o pareja, tus amigos…, en tus viajes, en tus ratos de ocio, con tus lecturas, o con tu cuidado personal.
  • Disfruta de la armonía, equilibrio y belleza que puedas generar en tu hogar.

Os espero, para más adelante seguir hablando de las ventanas que vamos a ir abriendo con respecto: al amor, la salud, los estudios, el trabajo, las amistades, el ocio, los viajes, la familia, de una manera consciente y libre.

Maite Freixa

Maite Freixa
Directora del proyecto Hammam&Henna

 

Volver arriba