Saltear al contenido principal
3 Enemigos De Tu Cabello Que No Creíste Que Lo Fueran

3 enemigos de tu cabello que no creíste que lo fueran

Nuestro cabello está constantemente expuesto a las posibles agresiones de agentes externos: el sol, el cambio de temperaturas, el agua de las piscinas, los tintes convencionales,… son algunos de los elementos más conocidos y de los que más nos protegemos.

Sin embargo, más allá de estos cuatro, existen otros productos y elementos que pueden ir en contra de la salud de nuestro cabello y de los que no somos tan conscientes. Hoy te compartimos un pequeño listado con los 3 enemigos de tu cabello de lo que protegerte si aún no lo estás haciendo.

3 enemigos de tu cabello que no creíste que lo fueran

1. ¡La ducha!

El agua de la ducha, como la de las piscinas, viene acompañada muchas veces de cal y de cloro. La exposición constante del cabello a estos elementos hace que éste pierda sus aceites naturales y adquiera un aspecto seco y quebradizo.

Aunque a menudo no nos damos cuenta, ¡el cloro no solo está en la piscina! También llega a nuestras casas a través de la ducha, el lavabo… Para evitar que nuestro cabello sufra los efectos secundarios de la exposición a la cal y al cloro podemos instalar un filtro en nuestra ducha. Los hay universales y de todos los precios. ¡Una forma sencilla de librarte de la cal!

2. La ciudad…

En las grandes ciudades se concentran mayores niveles de contaminación atmosférica. La calidad del aire afecta a nuestra salud y, por supuesto, también a nuestro cabello.

Las partículas liberadas al ambiente por los tubos de escape de los coches, autobuses, las calderas de las calefacciones, aires acondicionados, etc., hacen que el aire se llene de impurezas, dióxido de carbono… Elementos que se fijan en nuestra piel y en nuestro cabello, provocando daños tanto en el cuero cabelludo como en el mismo cabello.

La exposición constante a la contaminación puede hacer que tu cabello se vea más seco, débil y quebradizo.

Para evitarlo, ¡aprovecha tus momentos libres para salir a la naturaleza! Respirar aire puro te hará sentir mejor y verte perfecta. Además, utilizar productos como el tinte vegetal, que generan una barrera natural protectora del cabello, puede ser una gran opción para proteger la melena de los agentes externos.

3. Tu champú

Muchas veces nos olvidamos de lo más simple: ¡nuestro champú también puede irnos en contra! La mayoría de los productos para el cuidado del cabello que venden en grandes superficies están hechos a base de elementos de origen no natural, elementos que, lavado tras lavado, pueden ir en contra de la salud de nuestro cabello.

Optar por un champú lo más natural, ecológico y neutro posible te ayudará a cuidar tu cabello en cada lavado. Sobre todo, evita en el cuidado del cabello aquellos productos con componentes derivados del petróleo, así como champús muy exfoliantes que pueden ser demasiado agresivos para el cuero cabelludo y derivar en el debilitamiento de la melena.

En Hammam&Henna Marbella disponemos de una amplia gamma de champús Aveda, champús suaves y naturales que cuidarán tu cabello en profundidad. ¡Consulta a nuestros peluqueros!

Es en los pequeños gestos que encontramos las claves para cuidar de nuestro cabello. Haz pequeñas modificaciones en tu rutina y notarás en seguida la diferencia. ¡Tu cabello se verá más fuerte y sano!

El equipo Hammam&Henna

Volver arriba